Enfoque sistémico

“Las organizaciones son sistemas vivos con necesidades que requieren ser satisfechas. Tales como reconocimiento de origen e historia, un lugar para todos y cada uno de los que pertenecen, un orden apropiado para funciones y lugares. Cuando en una organización los problemas persisten y la gerencia no logra resolverlos con herramientas normales, entonces es interesante mirar sistémicamente, formulando preguntas tales como: qué es lo que no se está reconociendo, qué orden está siendo perturbado, quién o qué está siendo probablemente excluido. Puede acercarte a las raíces del problema, a una necesidad sistémica que no está siendo satisfecha” (Anton de Kroon)

  • Nuestro enfoque sistémico, se basa en la aproximación y enfoque que hemos aprendido  fundamentalmente de Emana y de otras personas y entidades con las que colaboramos y con quienes vamos aprendiendo en el camino.

De Anton de Kroon tomamos las bases para apuntar las cinco necesidades sistémicas y desde ahí, hacer nuestra propuesta de trabajo que enlaza con las potencialidades que emergen desde el #LenguajeVisual:

(1) EL PRINCIPIO RECTOR. El origen del sistema ha de ser identificado desde un inicio, y será el punto de partida para el trabajo a desarrollar.  Y (2) HECHOS RELEVANTES. Reconocer (y honrar)  la historia que nos trajo hasta aquí  es la base de  lo que somos hoy como personas, como equipo, como organización.

En este sentido, nuestra contribución desde el Lenguaje Visual con este enfoque sistémico (nos ) ayuda a CONECTAR con  la historia, con el camino que nos trajo hasta aquí (conectando el papel de cada uno/a de nosotros/as en esa narrativa. Conecta ese tiempo pasado con el presente. Con este Hoy. Con esa realidad presente que ese equipo comparte en ese precio instante. Ese “aquí y ese ahora”. Ese nosotros/as. Destila y “captura” ese momento único. Que reconoce, que honra el camino y que es capaz de vislumbrar, con trazos sencillos, con líneas gruesas (y matices concretos) el futuro que está llegando.

(3) PERTENENCIA. Todas las personas  pertenecen  al sistema y  tienen derecho ha ser considerados parte del mismo,(4) ORDEN Y LUGAR. Cada parte del sistema ocupa siempre un lugar, y tiene que ser el lugar que le corresponde, y (5) EQUILIBRIO. Ha de haber un balance legítimo entre tomar y dar.

En este caso, el l #LenguajeVisual nos ayuda a conectar  las presencias y las voces de un equipo. Conecta los puntos de encuentro. Los visualiza y nos permite generar las conexiones necesarias. Las probables. Y también las improbables. Nos permite explorar(nos). Y reconocer(nos).

Además nos ayuda a visualizar el lugar desde donde estamos conversando. Colocarlo. Dibujarlo. Dando lugar, visibilizando,  al lugar que ocupa cada quien (cercanía y lejanía, tamaño, nitidez), y abriendo  la conversación necesaria para saber si ese es el lugar que corresponde ocupar, si estamos ocupando el lugar de otro/a, si queremos (o podemos) ocupar el lugar que nos corresponde.  Es un ejercicio que nos permite INTEGRAR y ORDENAR y crear una narrativa para el sistema.

¿Qué es el enfoque sistémico?

Entendemos un sistema como un conjunto de elementos que interactúan entre ellos, en el que la acción de uno de ellos afecta a todo el conjunto y viceversa. El sistema en su conjunto tiene unas cualidades propias que van más allá de las  partes que lo integran. Estas cualidades emergen de la interacción de estos elementos.

El sistema está en constante adaptación a su entorno. Definir los límites del sistema es una cuestión arbitraria; lo importante es saber qué dejamos fuera de ese sistema, qué dejamos dentro y cómo se relaciona y se comporta el sistema (y sus partes) con ello.  Trabajar desde lo sistémico nos permite ver dinámicas, patrones, conexiones, lo emergente, el “entre”, el conjunto del sistema en movimiento.

Contribuciones del  #LenguajeVisual al enfoque sistémico

El Lenguaje Visual nos permite identificar quienes somos y qué lugar estamos ocupando en el sistema. Favorece el ejercicio de mirada hacia adentro. Hacia nuestro interior. Ofreciéndonos un encuentro con ese lugar, que a ratos, parecíamos tener olvidado. Nos permite ser conscientes de nuestra aquí y nuestra ahora. Visualizar el lugar que ocupamos en el sistema. Y conversar si ese es el lugar que debo ocupar o estoy ocupando un lugar que no me corresponde.  Con ello, el Lenguaje Visual nos permite:

CONECTAR con nuestro origen, nuestra razón de ser, nuestro principio rector. Trazar los momentos, los hitos, los éxitos, los fracasos, las personas que estuvieron, que hoy están. No permite generar la  narrativa  la historia del sistema, con el camino que nos trajo hasta aquí (conectando el papel de cada uno/a de nosotros/as en esa narrativa. Conecta ese, origen, el camino recorrido, el  pasado con el presente. Con este Hoy. Con esa realidad presente que ese equipo comparte en ese precio instante.  Ese “aquí y ese ahora”. Ese nosotros/as. Destila y “captura” ese momento único.  En el que nos configuramos como sistema.

INTEGRAR una mirada de conjunto del sistema. Identificando la conexión con las personas que están junto a nosotros/as, hacia donde miramos, cómo nos relacionamos, lo lejos o cerca que nos situamos.

ORDENAR los elementos que la componen, trazando los límites que hacen que haya elemento que quedan fuera o dentro del sistema.

Y de nuevo, desde ahí, favorecer las conversaciones necesarias que nos ayuden a RE-EQUILIBRAR los dinamismos de ese sistema (dar y tomar, dentro y fuera,

Eso nos permite una interacción diferente. Llamémosle nueva. Donde podemos conversar dando opción a conversar desde “otros lugares”, explorando, indagando. Ofreciendo la posibilidad, para dibujar las conexiones que se van visualizando.

Y de ahí, conectar los puntos del camino. El pasado, lo que nos trajo hasta aquí. Hasta este aquí y este ahora en el que Somos y Hacemos. Lanzando trazos hacia ese futuro que emerge. Líneas que nos permitirán seguir avanzando. En un camino compartido (conversado, compartido y dibujado).

El Visual Thinking, como Lenguaje, es un poderoso conector.  Que “une los puntos” de  nuestras propias ideas, proyectos y retos. Que vislumbra secuencia y camino para conectar con nuestros equipos, nuestras propia identidad individual así como con cada una de las  ideas que surjen. Reconociendo ese instante preci(o)so de realidad y trazar (nuevos) procesos y dinámicas que pueden emerger.

¿Te gustaría que pusiéramos en práctica
todo esto juntos, juntas?