¿Qué es?

El Lenguaje Visual es un sistema completo de herramientas y metodología que permite conectar ideas e intenciones, para hacerlas llegar y para que contribuyan a generar nuevo conocimiento. El Visual Thinking o pensamiento basado en las imágenes va más allá del dibujo o del garabato: es un idioma completo, con su vocabulario y gramática, que permite alinear equipos y crear compromiso. Es el lenguaje común que nos permite llegar a soluciones y a compromisos, y visualizar escenarios posibles.

¿Cómo funciona?

Como en todo lenguaje, antes de hablar hay que escuchar.

Cuando facilitamos una sesión de Visual Thinking, escuchamos con cuerpo y mente alineados, y lo expresamos con sencillos dibujos. Y entonces, lo complejo se hace tangible y
comprensible: al ver, entendemos de forma casi intuitiva.

Cuando nuestras palabras y pensamientos se expresan a través del dibujo, tomamos mayor conciencia de lo que está ocurriendo en ese espacio, lo entendemos mejor y podemos trabajar, conjuntamente, sobre una realidad tangible.

¿Para qué lo usamos?

La facilitación visual es una herramienta eficiente y eficaz: funciona de forma previsible y consigue los objetivos propuestos. Aplicamos este idioma en el ámbito estratégico y comunicativo para todo tipo de equipos, de todas las disciplinas: educación, acción social, empresa, etc.

Mejoramos la comunicación, generamos comprensión sobre lo que se expone y, al conectarnos con las ideas y con las personas, podemos aspirar a mejorar las decisiones participadas y la cultura de nuestros equipos.

La facilitación visual simplifica y agiliza los procesos de una manera considerable, por lo que en los últimos tiempos se ha convertido en una herramienta de primer nivel que conviene dominar para ganar eficacia en infinidad de situaciones: presentaciones, clases, negociaciones o reuniones para tomar decisiones.